PALOTEOS DE BERRUECES

El paloteo, una danza centenaria

El paloteo es una danza antigua y ritual, que en el caso castellano se realiza con palos de maderas, donde los danzantes colocados en dos filas enfrentadas y con dos palos cada uno, a través de sus movimientos, van chocándolos con las personas que tienen al lado, enfrente o en la diagonal. Todo ello con un acompañamiento musical al son de la dulzaina y el tamboril y algunos de ellos con letra.

Estas danzas eran bailadas tradicionalmente por hombres, vestidos todos ellos con enaguas, de blanco y con lazos de colores, de ahí el nombre de “lazo” que también se da a los paloteos. Sus coreografías están formadas a partir de calles con melodías de estructuras sencillas, de estrofa-estribillo, que se repiten varias veces.

Estas tradiciones se desarrollaron en toda Europa y en España, ocupando un puesto destacado por la variedad y riqueza regional de sus danzas. Su procedencia ritual pagana ha dado lugar a teorías enfrentadas, desde las que defiende un origen guerrero, donde los palos simulan ser espadas, a otras que afirman que los palos parecen los bastones que utilizaban los hombres en las tareas agrarias.

A partir del siglo XVI con el inicio de la documentación sobre estas danzas en España, es cuando adquieren un carácter religioso, en torno a la festividad del Corpus Christi o las del patrón o patrona de pueblo o villa.

 

CARACTERÍSTICAS

En Castilla y León, es la llana comarca de Tierra de Campos donde más se han perdurado y desarrollado las danzas del paloteo. La tradición oral y la despoblación y abandono de esta comarca a lo largo del siglo XX con el éxodo rural ha provocado una pérdida considerable en la variedad de estas danzas. Esta pérdida hizo que parte del ritual se desnaturalizara, con la sustitución de los hombres por las mujeres en las danzas, hecho que paradójicamente ha permitido el mantenimiento de estas costumbres en muchos pueblos.

En los últimos tiempos, y gracias a diversos agentes, los paloteos están siendo rescatados o documentados para frenar su desaparición. Una tarea de recuperación que se plasma en el repertorio del grupo Pilarica a través de los Paloteos de Berrueces, que reciben el nombre de un pueblo de la Tierra de Campos vallisoletana, cuyas danzas alcanzaron renombre gracias a su incorporación en el repertorio del Grupo de Coros y Danzas de la Sección Femenina. Hecho, que no evitó que estuvieran al borde de la desaparición en los años 80, cuando se dejaron de bailar.

Destacan varias particularidades de los Paloteos de Berrueces:

  • Los paloteos se bailaban en las denominadas Rogativas de Mayo a la Virgen de Pedrosa, patrona del pueblo, a la que se sacaba en pasacalles en petición de lluvia para los campos.

  • Era costumbre de los danzantes prender un pequeño lazo a la persona o per­sonas a quienes dedicaban el paloteo que iban a danzar 

  • Cuenta con una jerga propia: como el “birria”, que se decía de la persona que estuviese “dotado de maestría” en el conocimiento de las danzas. Este se encargaba de llevar un zurrón o bolsa que contenía unos lazos de tela, que se ofrecían a los espectadores a cambio de una “propina”, bien como donativo a la cofradía de la Virgen, o como aportación a los danzantes. También era la persona encargada de llevar los palos de repuesto, por si estos se rompían.

  • Cada una de las melodías se toca cinco veces, formando en cada una, calles con diferentes orientaciones respecto a la Virgen.

  • Siempre hay unos compases de introducción y de salida, que se repiten indistintamente en cada pieza y las veces que haga falta.

  • Los Paloteos de Berrueces los componen un total de 27 piezas recuperadas y muchas de ellas tienen letra.

Paloteos6_Berrueces_PilaricaAF.jpg
Paloteos7_Berrueces_PilaricaAF.jpg
Paloteos4_Berrueces_PilaricaAF.jpg
Paloteos5_Berrueces_PilaricaAF.jpg
Paloteos3_Berrueces_PilaricaAF.jpg

HISTORIA DE LA RECUPERACIÓN

Unos paloteos de Berrueces al borde de la extinción

La labor de Pedro Mansilla Fernández, un labrador de Berrueces que emigra a Valladolid, para intentar enseñar a los grupos folclóricos que surgieron en la ciudad en la década de los 70, fue decisiva en la supervivencia de los Paloteos de Berrueces. Fue el grupo Valle de Olid en la parroquia de La Milagrosa del barrio de las Delicias quien adoptó sus enseñanzas, recogidas y recopiladas años después por dos de sus alumnos: Jorge Bayón Muñoz y Rafael Higelmo.

Las primeras ediciones se limitaron a partitura en papel, en 1983 y en 1988, y más adelante a través del CD "Memorias y Obras Completas " del Concejo de Dulzaineros del Toro de la Vega. A partir del año 2000, empieza a resurgir en el pueblo de Berrueces la tradición, con la creación de las asociaciones Virgen de Pedrosa y Paloteo de Berrueces, a la cabeza su presidenta Teresa Soto Mansilla, que velaron por el mantenimiento y puesta en valor del patrimonio del pueblo terracampino.

En agosto de 2019, la Asociación de Paloteo Berrueces, hizo una reconocimiento a Jorge Bayón y Rafael Higelmo por su labor de recuperación que culminó en diciembre de 2019, cuando los mismos presentaron “Paloteo de Berrueces: Guía para su aprendizaje” en una conferencia conjunta en la parroquia de Pilarica, donde describen detalladamente las coreografías, movimientos, instrucciones y videos explicativos recopilados en la página web www.paloteoberrueces.22web.org y accesibles y abiertos a cualquier grupo de danzas que desee aprenderlos.


El grupo Pilarica, bajo la dirección de Rafael Higelmo, colaboró activamente en esta documentación de los Paloteos de Berrueces, y los incorporó en ese mismo año 2019 a su repertorio habitual. Así, el grupo de danzas que ya tenía nociones anteriores sobre esta tipología de baile, ha visto ampliado su muestrario folclórico, convirtiéndose también en un grupo de paloteo en este último año, con la consiguiente añadidura de vestuario y utillaje. 

 

BIBLIOGRAFÍA

Delgado Prieto, J. M. (2018, febrero). Historia de la danza del Paloteo (Entrada blog).

Lázaro Palomino, F. (1987). Danzas de paloteo en Aranda de Duero. Revista de Folklore, 82, pp. 121-123.

Álvarez Collado, F. (2013). Las danzas de paloteo en Tabanera del Monte (Segovia): análisis del repertorio para dulzaina. Revista de Folklore, 382, pp. 4-17.

Martínez Muñiz, E. y Porro Fernández, C. A. La Danza de Palos. La recuperación de "El Palilleo" de Villabaruz de Campos (Valladolid). Nuevas aportaciones. Revista de Folklore, 207, pp. 75-83.

Bayón Muñoz, J. e Higelmo Gallego, R. (2019). Paloteos de Berrueces. Recuperado de http://www.paloteoberrueces.22web.org/

©2020 por Pilarica Asociación Folclórica

Creada por Daniel González

Paloteos5_Berrueces_PilaricaAF.jpg